Cross

The death of Fidel Castro

Nov 26, 2016

Dear Family,

I wish to offer some light on how to approach the death of Castro.

The news of Castro´s death raises many deep emotions for us Cubans, specially in those old enough to remember the breakdown of respect for life, freedom and family, the firing squads, the confiscation of their homes, schools, businesses, radio, TV, papers… the lies used to justify the destruction of a country. Then the fear for the safety of family and friends; the loss of jobs; the communist diatribes, the constant indoctrination… then exile, having to leave your country and loved ones forever. To this national tragedy must be added the wars that his regime implanted in Latin America and Africa extending death and destruction to millions more.

Many Cubans are celebrating. I am not. There is no reason to celebrate death. Satan no longer needed Castro. The damage is done. What remains is a ruined country and a very confused world that continues to follow false messiahs. Celebrating the death of tyrants who have hurt us is a natural reaction but it takes us in the wrong direction. We don’t defeat evil that way, we only vent our hurt and frustration but do not heal. What is needed is a deep examination of conscience and a resolve to turn to the only Savior, Jesus Christ. The only one who is victorious over sin and death. This is the witness the world needs.

I think of Jesus crying over Jerusalem. Jesus cried over the people that tortured and crucified Him. He lamented their hardness of heart that would lead to their own destruction.

I think of the year of mercy that just ended and I think of the multitudes that missed it because they are blind and mislead.

God does not rejoice over the death of His enemies. He cries and He goes forward to lay down HIs life at the Cross with the assurance that some will understand. Some will believe.

God bless you, Fr. Jordi Rivero

Also see an excellent overview of Castro´s legacy: The-death-of-a-dictator-Fidel-Castro

≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈

ESPAÑOL

La Muerte de Fidel Castro

La noticia de la muerte de Castro suscita muchas emociones profundas para nosotros los cubanos, especialmente en los que tienen edad suficiente para recordar la violación del derecho a vida, a la libertad y a la familia; los pelotones de fusilamiento, la confiscación de los hogares, las escuelas, los negocios, la prensa… las mentiras usadas para justificar la destrucción de un país y la imposición de una dictadura absoluta. Luego el temor por la seguridad de la familia y amigos; La pérdida de puestos de trabajo; las diatribas comunistas, el adoctrinamiento constante. Luego el exilio, el tener que abandonar su país y sus seres queridos para siempre. A esta tragedia nacional hay que añadir las guerras que el régimen castrista implantó en América Latina y África, extendiendo la muerte y la destrucción a millones más.

Muchos cubanos están celebrando. Yo no. No hay razón para celebrar. Satanás ya no necesitaba a Castro. El daño está hecho. Lo que queda es un país en ruinas y un mundo muy confundido. Celebrar la muerte de los tiranos que nos han herido es una reacción natural, pero nos lleva en la dirección equivocada. No vencemos al mal de esta manera, solo logramos desahogar el dolor y la frustración pero sin sanar. Lo que necesitamos es un examen profundo de conciencia y la resolución de seguir al único Salvador, Jesucristo, el único que es victorioso sobre el pecado y la muerte. Este es el testimonio que el mundo necesita.

Pienso en Jesús llorando por Jerusalén. Jesús lloró por la gente que lo torturó y crucificó. Él lamentó la dureza de corazón que les conduciría a su propia destrucción. Pienso en el año de misericordia que acaba de terminar y pienso en las multitudes que lo desaprovecharon porque van ciegos tras falso mesías.

Dios no se regocija por la muerte de sus enemigos. Él llora y va hacia adelante para entregar su vida en la Cruz con la certeza de que algunos entenderán. Algunos creerán.

Dios te bendiga, Padre Jordi Rivero

Lo siguiente es tomado de http://www.tradicionyaccion.org.pe/spip.php?article423

Declaración de Fidel Castro al director del canal France 2*

Usted sabe, yo iré al infierno, y sé que el calor ahí será insoportable, pero será menos doloroso que haber esperado tanto ese Cielo que nunca cumplió sus promesas... Y después, llegando allí encontraré a Marx, Engels, Lenín. Y también lo encontraré a usted, porque los capitalistas también van al infierno. ¡Sobre todo si desean gozar la vida!
  *Jean-Luc Mano, director de informaciones de France-2, “Paris Match”, 29-10-1994.

 Sembrar apóstatas

Fidel en la Universidad de La Habana: “No caeremos en el error histórico de sembrar el camino de mártires cristianos, pues bien sabemos que fue el martirio lo que dio fuerza a la Iglesia: Nosotros haremos apóstatas, miles de apóstatas”.
Cfr. JUAN CLARK, Cuba: mito y realidad, Ediciones Saeta, Miami-Caracas, 1a. ed., 1990, pp. 358 y 658.

Cross
Return to main page