Fe, ¿Yo creo? Parte II
Lourdes Pinto, 26 julio, 2018
Que hacer cuando entramos en una tormenta (pruebas, retos...). Este es el proceso ir de nuestros sufrimientos a auto-conocimiento, al arrepentimiento, a una fe más perfecta.

Isaías 7, 2-4

Cuando se informó a la casa de David: «Aram está acampado en Efraím», se estremeció su corazón y el corazón de su pueblo, como se estremecen por el viento los árboles del bosque.

El Señor dijo a Isaías: «Ve al encuentro de Ajaz… Tú le dirás: Manténte alerta y no pierdas la calma; no temas, y que tu corazón no se intimide…”

I.      MANTENTE ALERTA (PRESTA ATENCION)

-  Estar atentos a nuestros corazones y a Dios.

-  Durante las tormentas en nuestra vida también estamos conmocionados, y nuestras emociones pueden ser tan intensas que, adicionalmente, nos confundimos, tenemos miedo y reaccionamos en esas emociones intensas.

 

Necesitamos estar atentos a lo que está sucediendo en nuestros corazones, así que necesitamos ESTAR TRANQUILOS

- OREN, y pidan al Espíritu Santo y a María que entren en nuestros corazones con nosotros.

            - El Camino, pp.106-107, Estar atentos y profundizar preguntando, "¿Por qué?"

            - ¿Cuál es el traspaso que estoy sintiendo?

               - ¿Cuál es el dolor? Nómbralo.

               - ¿Por qué me siento tan triste?

Necesitamos comenzar a separar el dolor puro de las emociones del resentimiento, la ira, venganza, odio, desilusión, frustración y desánimo haciendo las preguntas en oración y luego escribir en un diario las respuestas. Este proceso comenzará a calmar nuestro corazón para que podamos estar atentos a los movimientos del Espíritu Santo, guiándonos a través de este proceso.

               - ¿Qué emociones negativas estoy sintiendo? Sé transparente con Dios.

               - ¿Por qué siento tanto resentimiento, enojo ...?

               - ¿Cómo he reaccionado? ¿Qué dije? ¿Cómo miré?

         #105 ,p.292

Al estar atentos a cómo utilizan sus manos y cómo no las utilizan, cómo miran a los demás, y las palabras quefluyen de sus labios, llegarán a conocer el pecado que permanece en sus corazones. Mi Madre está formando a cada uno para que sean Mis cálices vivos.

2.     Dale las emociones negativas a Cristo y PERMANECE en el DOLOR PURO.
        Si reaccioné con rabia, ARREPENTIRSE. Primero, voy a la persona que lastimé y luego a la confesión.
 
3.     Sufre el dolor puro CON Cristo, ¡NO SOLO! Mira nuestra tristeza en él. Jesús llora
en la Eucaristía con nosotros y por nosotros.
-Permite que el Espíritu Santo sea nuestro Director Espiritual a través del Camino    
                        Sencillo.
El Camino, 3-A-4, Lágrimas, p. 124-129
El Camino Sencillo #34, p.104:

Presta atención a cada persona que encuentras en tu vida. Yo vivo en ellos. Sufro por ellos y con ellos. Este es Mi cuerpo (Mt.35,31-41). Pequeña Mía, ten la docilidad de corazón para recibir el quebranto de todos en tu corazón siendo UNA conmigo. Esto es participar en el amor de la Trinidad: Recibir las heridas de tus hermanos y ofrecer elsacrificio de tu vida, siendo UNA Conmigo, para la salvación y santificación de ellos. Esto es amor. 

           El Camino p.117 Fruto de la Sanación

Uno de los frutos de la sanación de la herida principal es que encuentras tu corazón más libre. Puedes sentir emociones de las que solo habías leído u oído, y puedes sentir en mayor profundidad emociones que ya conocías. Otro fruto de la sanación es que nos ponemos en contacto con nuestra vida interior, con nuestros corazones. Nos llegamos a conocer a nosotros mismos y estar atentos a lo que está ocurriendo dentro de nosotros. Ya no vivimos desconectados de nosotros mismos y de otros. Cuando vivíamos en nuestra herida estábamos infelices, temerosos, deprimidos, de mal humor, vivíamos de acuerdo con nuestras emociones, pero no 3 estábamos conscientes de lo que ocurría dentro de nosotros. Una persona sanada está «sintonizada» con Dios.Esta sensibilidad es el medio para vivir como almas víctimasrecibiendo las heridas de los demás y participando con Cristo en Su redención.

4.     Durante la tormenta nuestros corazones pueden sentirse heridos, como traspasados, y en ese momento, cuando nos sentimos heridos, vulnerables, asustados, confundidos, enojados, frustrados, desanimados o resentidos, cuando hemos sido "sacudidos" como los israelitas, la bendición de la gracia de esa tormenta en particular - la gracia del CONOCIMIENTO de la condición de nuestros corazones está disponible para nosotros.
- ¿Cuál es la bendición (conocimiento) que Dios me está revelando en esta tormenta? 

       #148, David & Goliath, p.437

Estas piedras son sus armas para la batalla porque el dragón no será derrotado según los criterios del mundo sino a la Luzdel Amor. Por lo tanto, familia Mía, prepárense para la batalla. Estén atentos a Mí

5.     El proceso de cómo vivimos las tormentas en nuestras vidas debe ser llevado al ACOMPAÑAMIENTO ESPIRITUAL. Cuando estamos en la mitad de la tormenta, nos olvidamos, y la intensidad de las emociones pueden hacerse cargo fácilmente. Es similar a una mujer embarazada que había estado tomando clases con su marido, preparándose para el parto, pero cuando se enfrenta a la intensidad de los dolores, a ella se le olvida gran parte de lo que aprendió y necesita allí que su esposo, cual entrenador, la ayude a recordar a través de las diferentes etapas del parto. Nuestro acompañante espiritual es nuestro entrenador.

Una nota especial para nuestros hombres:

Papa Francisco comenta sobre San José: El Camino p.299

¿Cómo vive José su vocación como custodio de María, de Jesús, de la Iglesia? Con la atención constante a Dios, abierto a Sus signos, disponible a Su proyecto, y no tanto al propio. …José es «custodio» porque sabe escuchar a Dios, se deja guiar por su voluntad, y precisamente por eso es más sensible aún a las personas que se le han confiado.

        El Camino p.299: Los hombres son protectores de sus esposas y familias; las defienden si son atacadas físicamente, pero a veces no comprenden que Dios les ha confiado también la protección de sus corazones.

        
¿Cómo combatir espiritualmente la "espina en la carne" de la pornografía?
  • La adicción pornográfica tiene serias consecuencias: destruye las relaciones, destruye matrimonios…
  • Está atento a cualquier cosa que provocó la tentación, como el estrés.
  • Sumérgete en el Corazón Inmaculado de María y en el corazón de San José y reza al Espíritu Santo para que te ayude. Pide la protección y ayuda, también, a San Miguel.
  • Cuando cualquier imagen venga a tu mente, ve a tu hija, hijo, sobrina, sobrino, madre, esposa, hermana, y   míralos como si los estuviesen forzando en la trata de personas. Ve sus caras puras en el horror de esos abusos sexuales.   
  • Entra en el sufrimiento de esa tormenta conociendo tu debilidad pero CONFIANDO en la fortaleza y el poder de Cristo Crucificado como un guerrero luchando para proteger a las mujeres y los niños.    ¡Ya no se trata de ti, sino de salvar almas! Esto debe verse como una guerra. Mientras permanezcas enredado con Satanás, tú eres su títere, esparciendo su oscuridad en el mundo. En lugar de salvar almas, estás cortando las gracias que podrían recibir de ti como alma víctima (piense en la imagen de un tubo de alimentación).
    2Corintios 12, 7-10- “Y para que la grandeza de las revelaciones no me envanezca, tengo una espina clavada en mi carne, un ángel de Satanás que me hiere. Tres veces pedí al Señor que me librara, pero él me respondió: «Te basta mi gracia, porque mi poder triunfa en la debilidad». Más bien, me gloriaré de todo corazón en mi debilidad, para que resida en mí el poder de Cristo. Por eso, me complazco en mis debilidades, en los oprobios, en las privaciones, en las persecuciones y en las angustias soportadas por amor de Cristo; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.”
  • Pidan ayuda a su esposa, madre espiritual o hermano en Cristo para que se unan con Uds. en oración, especialmente la oración del rosario. JUNTENSE. No se escondan, esto es lo que Satanás quiere. Sean transparentes y no se avergüencen de compartir su lucha con los hombres y mujeres de oración que Dios ha puesto en sus vidas.
  • El trabajo de llegar al sistema de raíz de este trastorno también DEBE ocurrir, porque Dios quiere liberarte. Las heridas infectadas, localizadas en el centro de estas tendencias desordenadas, necesitan ser purificadas para que puedas convertirte en el guerrero de Dios que lucha contra estos demonios. Debes entender que cuando la puerta de tu corazón se abrió a la impureza, los demonios entraron en tu corazón. Ahora estás en guerra contra demonios muy fuertes que quieren destruirte a ti, a tu familia y a tu Iglesia.
  • ¡La vida oculta de la MDC tiene el poder de Dios para ayudar a nuestros hombres!
  • ¿Qué harías si descubres que tu esposo o hijo está metido en pornografía?
  • Como MDC, ¿cómo es que nuestra Santísima Madre nos enseña a luchar a su lado por los hombres en nuestras vidas?
  • La mujer debe entender que esto no tiene nada que ver con ella. La tendencia de la mujer es meterse en su herida de rechazo. Ella necesita entender que es su adicción, no es que ella haya hecho algo malo. Ella debe salir de su herida para LUCHAR POR SU ESPOSO, HIJO, PADRE.
  • Aquí nos convertimos en las Juanas de Arco luchando por nuestros hombres hasta el final, creyendo que sufrir esta herida de impureza con el Señor permitirá que nuestro marido, padre, hijo, sacerdote sea ... ¡libre! Esa debe ser nuestra alegría, incluso si no es nuestro esposo, hijo, sobrino o sacerdote en nuestra vida. La gracia de ¡sufrir este dolor con Cristo NUNCA SE HA PERDIDO! 

II.  NO PIERDAS LA CALMA – SILENCIO

-       El Camino Sencillo – Silencio 5-B, pp. 281-288

-       El Camino, p.284

El silencio nos permite ponernos en contacto con nuestros propios sufrimientos para poder entrar en ellos y unirlos a los sufrimientos de Jesús. Entonces, nuestros sufrimientos dejan de ser obstáculos y se convierten en el camino de unión con Dios. Cuando María Santísima abrazó a su Hijo, como vemos en la Pietá, Ella abrazó y recibió el quebranto de toda la humanidad. Cuando nos unimos a Ella abrazando a su Hijo, nosotros también recibimos en nuestros corazones las heridas de muchas almas, por Jesús, con Él y en Él. De esta manera, vivimos el Santo Sacrificio de la Santa Misa en nuestras vidas ordinarias.

#102 Los Brazos del Silencio abrazan Mi Cuerpo Crucificado, p.285

El silencio te permite abrazar plenamente las penas de tu corazón. El silencio te permite entrar plenamente en el dolor que Yo estoy permitiendo en tu corazón. Al abrazar este dolor y sufrimiento, me abrazas a Mi. Estás abrazando Mis penas y sufrimientos y así, estás entrando en Mi Corazón, pues Mi Corazón es todo dolor y amor. Esta es Mi Misericordia.

Llegar a conocer el amor de tu Amado es llegar a conocer Mi dolor. Es por eso que Mi Madre es la Reina de Dolores, porque fue Ella quien vivió con mayor perfección consumida en Mi Corazón. Mi pequeña, esta unión de dolores tiene que conmover tu corazón para amar a todos, sufriendo en silencio, con paz y abandono por todos tus hermanos.

Hijos Míos, sonrían exteriormente y atiendan a los deberes de sus vocaciones con detalle y amor, pero interiormente, por medio de los brazos del silencio, vivan abrazando sus penas. De esta manera, están abrazando a Mi Cuerpo crucificado y aliviando Mis heridas. Esta es la vida del amor.

 

 



Love Crucified Logo
home page